¿Rebelde?... Disfruto de la fuerza y la belleza de la juventud. No me preocupo por mi futuro, ahora estoy aprendiendo cuales son las cosas importantes en mi vida.


Es época de hacer locuras, de equivocarme, de caerme, levantarme y aprender. Mientras ignoro el reloj vivo al máximo cada uno de los segundos que se me brindan. A diario descubro que me quedan infinidad de sentimientos por experimentar, multitud de cosas por hacer por primera vez y quiero hacerlas, las hago. Tengo claro que soy un crío.


Soy consciente que me quedan muchos malos momentos por vivir, hay que seguir aunque te ahoguen sentimientos y pesadillas. Claro que me afectan los golpes, pero siempre intento sacar una lectura positiva de las cosas, aunque a veces...


Soy mucho más sentimental de lo que parece, escondo demasiados sueños e ilusiones como para poder dormir. Quiero cambiar el mundo, es algo que todos los jóvenes deberían sentir, hace falta paz, amor, empatía...


Qué si soy un rebelde, no me pongo etiquetas, solo me defino con mi nombre. Es mi manera de ser, de vivir, y me gusta. Si te acercas lo suficiente puede que descubras mi interior, no es tan simple como te imaginas.



 

Rebeldía